LA EVANGELIZACIÓN Y LA BIBLIA